Categoría Vídeos

Si sois de la buena gente que se suscribe a nuestro canal de Youtube, estas noticias ya huelen a rancio, pero no queremos dejar pasar el anunciarlo aquí también: Hemos vuelto al estudio, y hemos vuelto a lo grande, reseñando cosas.

Para poneros al día, os traemos en un solo post las dos reseñas que hemos grabado hasta ahora.

Primero tenemos el Terraforming Mars, uno de los pelotazos de la feria de Essen de este año. En él, somos empresarios que compiten por enriquecerse en el proceso de llevar Marte a unas condiciones mínimas de habitabilidad.

Os enseñamos cómo se juega y os contamos qué nos parece.

Y después tenemos, también en rabiosa novedad, el Arkham Horror Juego de Cartas, o LCG. Bien es sabido que se nos pone un tic en el ojo con las cosas de Cthulhu, como a tantos de vosotros, y no podíamos dejar escapar un juego de mazos nuevo, siendo como es en expansiones cerradas (LCG) y no en sobres.

Podéis ver cómo es y cuánto nos ha gustado.

Y eso es todo, pero ya tenemos preparadas cosas sexys para la próxima semana. ¡Hemos vuelto con ganas!

Buen fin de semana.

Parece ser que se nos perdió entre los cojines del sofá este Abriendo la Caja y no lo teníamos subido al blog. Así que os enseñamos las tripas de: Kumo Hogosha.

En realidad, este es un Abriendo la Caja especial, de los que no sólo sabemos de lo que hablamos sino que encima os explicamos concienzudamente el juego. Así pues, lo único que diré es que va de luchadores de sumo. Que son dados. Dados que luchan sumo. Sumodados.

Que lo veáis, vamos.

¡Feliz fin de semana!

 

Volvemos a la carga de nuevo. A la espera de hacer un post-mórtem de la feria DAU (quedamos finalistas, por cierto), os enseñamos dos nuevos Abriendo la Caja: Un juego taiwanés, Guns & Steel, y la nueva versión de un clásico moderno, Zombicide: Black Plague. Ambos de nuevo abiertos en La Comarca de los Juegos, como hacemos últimamente.

Guns & Steel (Armas y Acero, si queréis la traducción real) es un juego de cartas bastante compacto (60 cartas) en el cual construiremos con gran velocidad una civilización, era tras era. Como viene siendo costumbre en nosotros, desde el vídeo a ahora hemos probado el juego, así que os explicamos un poco: Las cartas de cada era se disponen en hileras de una pirámide, y la colocación de cada hilera (que debe realizarse al azar) determina la maravilla a usar en cada era, que es lo único que cambia entre partidas. Las cartas tienen doble uso, por una cara realizan acciones y por la otra recursos. No es un deck-builder, las cartas se mantienen en mesa si son usadas y se recuperan todas a la mano si se gastan. Y poco más, ved el vídeo y tal.

El segundo es Zombicide: Black Plague, la nueva caja básica de Zombicide. Está recién hecho, nos llegó ayer y no estará en España hasta dentro de unos meses. Esta vez se han decantado por cambiar de aires, temática medieval con la Peste Negra como causante de la plaga zombificadora. Esto le da una excusa a CMON/Guillotine Games para vendernos más de lo mismo con un toque distinto, que decía el Chojín, pero hay que reconocer que han refinado el estilo, en cosas como diferentes fondos para las cartas de Equipamiento en función de su utilidad. Ved el vídeo y lo entenderéis (y nuestras disculpas por el audio en directo).

PD: El pincho es este: Everyman Porter Key Knife, y es muy sexy.

¡Feliz Navidad!

Abrimos la temporada de cajas de Essen con un juego que, si bien no es nuevo, es tan sexy que no haremos caso a vuestras quejas: Tash Kalar. Y lo abrimos en un nuevo marco, que necesariamente por ser marco es incomparable: La Comarca de los Juegos

Del genial diseñador checo Vlaada Chvátil (Chavalín aquí), Tash Kalar es un juego abstracto en el que magos compiten por fama o por machacar al otro en una palestra mágica (qué palabra tan bonita, palestra). El juego trata de colocar fichas en la mesa y usar los patrones creados por esas fichas para invocar poderosos efectos realizados por entidades mágicas.

Si eres de los que prefieren los juegos en castellano, la Internec nos dice que lo ha sacado Zacatrús!, pero la verdad es que aprender a jugar es bastante sencillito en cualquier idioma. Tiene cartas, tiene fichas, tiene un tablero, lo único que falta es vuestra imaginación! Y que lo compréis, claro.

En cualquier caso, creemos que deberíais probarlo. Ya. Vamos. Venga.

Besis.

 

 

Se nos había colado por las grietas del blog este vídeo que grabamos en La Comarca de los Juegos sobre el juego Pocket Invaders (que terminó su financiación en Verkami el día 4 de noviembre). Como más vale tarde que nunca, aunque se vayan las vitaminas, aquí os traemos el vídeo.

Pocket Invaders es un juego de estética retro para 2 jugadores con un aire de ajedrez en el minimalismo de los componentes pero con lanzamiento de los dados que constituyen las fichas. Y no contamos más porque en este vídeo os enseñamos a jugar también.

Muchas gracias a la gente del Pocket Invaders por traernos el juego y a la de La Comarca de los Juegos por facilitarnos el sitio de grabación.

Se nos ha acumulado el trabajo tras la vuelta de vacaciones, así que hoy os traemos un 2×1. Dos estupendos vídeos de Abriendo la Caja, Mage Knight por un lado y Boss Monster por el otro.

Empezamos por el Mage Knight. Un juego ya conocido, creado por el prolífico Vlaada Chvátil, en el cual te pones en la piel de un mago. Un mago caballero. Que hace cosas. No sé, veros el vídeo.

El segundo juego del que venimos a enseñaros las tripas es el Boss Monster. Un juego de creación de mazmorras con cartas en el que hacemos de amo de la mazmorra. Como podéis ver, tiene una estética muy de videojuego clásico, empezando por el diseño de las cajas.

¡Esperamos que los disfrutéis!

Otro vídeo!?!?!? Y tan pronto?!?!? Vais a pensaros que nos han suplantado unos alienígenas, o algo.

Mas no temáis, amigos humanos, pues este es solamente el principio de lo que esperamos sean unos tiempos sexys en materia de vídeos en BcP Juegos. Y en todos ellos llevamos la piel hum…ropa. En todos llevaremos ropa. Sí.

El vídeo de hoy es la apertura del The Agents, un jueguecillo que ha hecho un par de rondas por Kickstarter (como podéis ver aquí en el perfil del creador, Saar Shai). Aunque aquí os presentamos solamente el juego básico (y una miniexpansión exclusiva de Kickstarter), entre los dos proyectos se han financiado un total de 12 expansiones.

En el vídeo hacemos un pobre trabajo a la hora de explicar cómo funciona el juego (pero con muchas risas!), así que aprovecharemos que ya hemos tenido oportunidad de probarlo desde la grabación para explicarlo un poco tras la pausa.

¿Todavía aquí? Bien. El juego funciona de la siguiente manera: El objetivo es coleccionar un número X de IPs (Intelligence Points), que funcionan como puntos de victoria y a la vez como moneda de cambio del juego. Para ganar dichos IPs, lo que hemos de hacer es jugar agentes de inteligencia. Estos están representados por cartas con dos partes, el texto y unos marcadores que, combinados, generan IPs. El truco está en que cada agente ha de ser compartido con otro jugador, que se llevará o bien los efectos del texto o los de los marcadores (acciones o puntos, para entendernos). Así pues, el juego está en buscar el equilibrio entre lo que recibimos para nosotros y lo que damos a los demás. Además, podemos jugarnos exclusivamente para nosotros unas cartas de misiones que han de ser activadas mediante la cuidadosa colocación de nuestros agentes, colocación que los otros jugadores intentarán destruir.

Esperamos que entre la explicación y el vídeo haya quedado claro, de no ser así, ya grabaremos otro vídeo en forma de reseña.

Hasta entonces, esperamos que disfrutéis de este vídeo. Si queréis más información, u os hemos convencido ya con tanta fuerza que no podéis vivir sin comprarlo, esta es la web oficial.

¡Afectuosos saludos, amigos humanos! El Abriendo la Caja que os traemos hoy es bastante especial, tanto que no haremos bromas sobre la palabra “especial”.

Este vídeo marca un hito: Es la primera vez que nos envían un juego para reseñar. Se trata del juego “Mundo Neurente“, un jueguecito de mesa con un sabor de lo más casero. Preferimos que nuestro vídeo hable (o bostece, según quién de nosotros hable y lo mucho o poco que durmiera aquel día) por sí mismo. ¡A verlo, pero YA!