Reseña: Mystery Rummy: Jack The Ripper

En esta reseña os vamos a hablar del juego de nuestra colección que más hemos jugado, el Mystery Rummy: Jack el Destripador. Al igual que el Rummykub, el juego es una variante del Rummy, un juego inglés de la familia del Chinchón en el cual hay que coleccionar tríos y escaleras para ganar puntos.

En esta variante, el juego sigue manteniendo la estructura de juntar cartas iguales, mínimo tríos, pero elimina la posibilidad de escaleras (al no ser apenas determinantes los números de las cartas) e introduce una serie de cartas nuevas temáticas. Ahora las cartas que hay que agrupar son pruebas para determinar un sospechoso de ser Jack el Destripador, y por tanto no pueden ponerse en juego hasta que alguien no haya jugado una carta de Víctima. Las cartas de Víctima van emparejadas con las cartas de Escenario, representando cada una una de las cinco prostitutas muertas por Jack el Destripador en 1888 y las calles en las que cada muerte ocurrió, respectivamente.

Las Pruebas se distribuyen en seis sospechosos (Sir Gull, el Príncipe Eduardo, George Chapman, el Doctor Pedachenko, Montague Druitt, y Jill la Destripadora, representando esta última simplemente la teoría de que una mujer pudo realizar los asesinatos, probablemente vestida de comadrona), dos comodines para estos sospechosos, y una séptima agrupación denominada “Las Cartas”, que representa todas las cartas que la policía de Scotland Yard fue recibiendo en el transcurso del caso.

http://edgeent.com/v2/edge_public/img_ilustrativas/MysteryRummy_OPEN_BOX_ES.jpg

Cada turno, un jugador puede jugar todas las Pruebas que quiera, siempre que haya una Víctima ya en mesa y juegue un mínimo de 3 Pruebas iguales o bien cualquier número Pruebas iguales a las que cualquier jugador tenga en mesa.

Por otro lado, todas las demás cartas del juego (salvo una que ya comentaremos después, “El Destripador Escapa”) son cartas señaladas con el símbolo de un Mazo, de las cuales un jugador solamente puede poner en juego una en cada turno. Se dividen en Sospechosos, que solamente pueden ser puestas en juego cuando hay Pruebas en juego correspondientes al mismo personaje; Coartadas, que también tienen la limitación de los Sospechosos, pero además solamente puede haber una Coartada en juego, porque niegan el resto de cartas asignadas al personaje en cuestión; y dos tipos de cartas que sirven para poner en juego Víctimas, ya sea del mazo o de la mano de otros jugadores.

La forma usual de acabar una ronda de juego es la habitual en estos juegos, descartar la última carta de la mano, pero hay una segunda forma, para la cual tenemos la carta especial antes mencionada, “El Destripador Escapa”. Esta carta puede ser usada en cualquier momento siempre que estén las cinco Víctimas en mesa, y cierra la ronda instantáneamente, puntuando solamente Víctimas, Escenarios y esta carta especial, e ignorando el resto de cartas (que en condiciones normales añaden o restan puntos, dependiendo de la situación).

Valoración del juego 

El juego es muy temático, las cartas van acompañadas de breves explicaciones sobre las víctimas o sospechosos que mencionan, pero esa ambientación tiene su punto flaco en la redacción de las reglas, que empeora la ya de por sí deficiente organización de las mismas en el libreto oficial, obligando a utilizar términos como “Scotland Yard” para denominar al mazo de cartas y algunos otros, completamente superfluos en un juego con un núcleo tan simple como este.

Por poner un ejemplo de los problemas de las reglas, señalan que no se pueden jugar Pruebas sin una Víctima en mesa, pero no determinan que no se puedan jugar Escenarios, cosa que nosotros solemos dar por válido, acompañado normalmente de la frase “pues…resulta que hay una calle en Londres.” (¿Qué queréis? No se puede pedir mucho de nosotros).

http://edgeent.com/v2/edge_public/img_ilustrativas/MysteryRummy_CARD_ES.jpg

Para nosotros es el clásico filler, un juego de abuelos al que jugamos sin pensar cuando queremos cerrar una noche o hacer algo mientras charlamos o, por ejemplo, vemos las Olimpiadas en la tele.

En ese sentido, lo recomendamos bastante, puesto que la temática, el número de pruebas y las cartas especiales lo diferencian lo suficiente de un Rummy hecho con una baraja normal como para que compense adquirirlo.

Por otro lado, hay que tener muy claro el hecho ya mencionado de que el núcleo del juego es el Rummy clásico, quien espere unas mecánicas base novedosísimas ya puede seguir buscando.

Es un juego bastante recomendado para iniciar a alguien en este asombroso mundo de los juegos de mesa, porque las familiaridades harán que sea asimilado sin muchos problemas en dos o tres rondas de juego, y con mayor razón si la persona en cuestión tiene interés por la historia de Jack el Destripador.

Mención especial merece el diseño de la caja, como podemos ver en la primera foto es una especie de libro que se mantiene cerrado por imanes. Además de curioso, es muy duradero, y el tamaño permite meter las cartas enfundadas, las reglas e incluso añadirle una pequeña libreta y lápiz para anotar las puntuaciones.

Distribuido en España por Edge. Para obtener unas reglas menos confusas, recomendamos descargar este reglamento en LaBSK o este otro en BoardGameGeek, ambos en castellano.

Ficha rápida:

Nº Jugadores: 2-4
Edad Recomendada: A partir de 10 años.
Tiempo de juego: 30 minutos.
Ficha del juego en Boardgamegeek: Mystery Rummy: Jack the Ripper

1 Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *