Visitando la armería (parte 13)

Sábado húmedo y aburrido. Día perfecto para coger tus LEGO y leer juntos un nuevo artículo de «visitando la armería», con las armas de Brickarms que te ofrece BcP Juegos en su tienda. No lo dudes más y sigue leyendo.

Porque en esta ocasión te ofrecemos unas joyas y clásicos de la historia militar que harán las delicias de tus muñecos. Y para demostrarlo, aquí el primer ejemplo, la M1851 o Colt Navy 1851.

M1851_Black_S

Producida por primera vez en 1850, se trata de un arma ligera y de fácil mantenimiento que se hizo particularmente querida durante la llamada «conquista del Oeste» por parte de Estados Unidos. Dado su ligereza y pequeño tamaño, no resulta en absoluto de extrañar.

Con un calibre del .36, se trataba de un arma especialmente adecuada para  la caballería y la oficialidad en general, por lo que remplazó a otros modelos con bastante facilidad. De hecho, su fabricación continuó hasta 1873, cuando fue sustituido por otros modelos que usaban cartuchos.

M1851_Gallery_4

Pues si algo hay que añadir sobre esta arma, es que es de avancarga. Es decir, debe ser cargada por el cañón, lo que la hace considerablemente lenta, a pesar de su capacidad de realizar hasta 5 disparos consecutivos.

A pesar de que no ha sido especialmente reflejada en el cine por la época en que fue usada (la mayoría de westerns están ambientados en las dos últimas décadas del siglo XIX), sí que es cierto que la mayoría de los modelos de Colt cuentan con una gran aceptación y entre ellos, podemos incluir este.

Y es que, en general, los revólveres (esa clase de pistola con tambor que se recarga manualmente, normalmente bala a bala) son asociados con tipos duros o grandes tiradores, con lo que son especialmente visibles en juegos y películas.

Un gran ejemplo de ello, es nuestro siguiente invitado de hoy, el Smith & Wesson 500, o simplemente, SW 500.

SW500_Black_S

Esta arma, que fue diseñada en 2002 y producida en 2003, es una auténtica bestia, con un calibre de .50 y capacidad para atravesar sin problemas madera e incluso metal. De hecho, es el revolver más potente que se puede adquirir ahora mismo en el mercado.

A cambio, claro está, sacrifica precisión, por lo que es difícil obtener un tiro limpio a más de 100 metros. A eso se le suma que la expulsión de los gases producidos durante la detonación es de tal potencia que puede incluso llegar a herir al tirador.

Pero eso, son consideraciones para débiles…


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *