Visitando la armería (parte 18)

Volvemos a la carga un día más para traerte todo eso que te encanta de BcP Juegos. Ya sabes, las armas de Brickarms que puedes encontrar en nuestra fantástica tienda. Siéntate y disfruta…

En esta ocasión, nos movemos de nuevo hacia los mundos de fantasía y de ciencia ficción. No para hablar de superarmamentos o ametralladoras capaces de aniquilar ejeécitos enteros. No, es tiempo para las armas cuerpo a cuerpo. O un mix, como es el caso de nuestro primer invitado: el sable pistola.

Gunblade_Gunmetal_S

Diseñado para ser útil en todo momento, el sable pistola es especialmente efectivo en el cuerpo a cuerpo, que es, por otra parte, su uso principal. De hecho, el aspecto de arma a distancia está infravalorado, por lo que pocas veces se utiliza de esa forma.

Algo que es de esperar, teniendo en cuenta que casi todas las armas de uso común en el Final Fantasy (juego donde se puede encontrar esta arma) suelen ser de melé. Y eso que existe una variedad impresionante de espadas sables, aunque la más famosa es el sable revólver que aquí presentamos.

Gunblade_Gallery_3

Curiosamente, esta idea fantástica, fue muy explotada durante el siglo XVII, con lo que es bastante fácil encontrar estos objetos en la historia. Si bien, nunca fueron especialmente útiles o funcionales…

Y como de ideas fantásticas o exageradas estamos hablando, nada mejor que pasar hasta una de esas herramientas que hará las delicias de los hijos del gore, la casquería y las batallas futuristas: la espada sierra.

Chainblade_Gunmetal_S

Toda la potencia de una sierra mecánica y la capacidad de manejo de una espada. Un monstruo dedicado a la destrucción, la tortura y el asesinato. Útil para atravesar armaduras, mutilar enemigos e incluso asaltar edificios blindados.

Una auténtica joya, si bien su increíble peso (normalmente 6 kilos), su longitud (cercana a 1,60 metros) y su voluminosidad la convierten en un arma más que difícil de manejar. A eso se suma su continuo mantenimiento y la necesidad de engrasarla y de sustituir los dientes dañados tras cada combate.

Vamos, que suerte en su manejo si no eres un tipo genéticamente modificado de más de dos metros que no conoce el miedo…


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *